Retrovisor interior digital del Range Rover Evoque

Fuente: Autofácil

Cuando un vehículo llega al final de su vida y no se va a utilizarlo más hay que darlo de baja definitva. ¿Cómo se hace ese trámite? ¿Cuánto cuesta? La baja definitiva es obligatoria para aquellos vehículos que no se vayan a utilizar más porque han llegado al final de su vida útil. Se trata de un trámite muy sencillo, que explicamos a continuación para que saber cómo hacerlo.

Para dar de baja un vehículo lo primero hay que llevarlo a un desguace o Centro Autorizado de Tratamiento de vehículos (CAT), donde se ocupan de realizar oficialmente el trámite sin que el titular tenga que ir a alguna oficina de Tráfico

En el desguace te entregarán un certificado de destrucción del vehículo y el justificante de la baja definitiva, que hay que conservar. Ese justificante acredita ante cualquier administración que el vehículo ha causado baja en Tráfico. La Dirección General de Tráfico dispone de un sistema de verificación que permite comprobar por Internet la autenticidad del justificante de baja.

Qué se necesita para dar de baja un coche

Para dar de baja definitiva un vehículo hay que entregar en el CAT lo siguiente:

1. El vehículo a dar de baja.

2. Su documentación original: el permiso de circulación y la tarjeta de la ITV (ficha técnica del vehículo). Si has perdido o te han robado la documentación, deberás rellenar una declaración responsable indicando tus datos y los del vehículo, y el motivo por el que no entregas la documentación. 

3. Si el titular del vehículo a dar de baja ha fallecido, hay que presentar también una declaración responsable de baja definitiva de un vehículo por fallecimiento del titular

Quién puede dar de baja un coche

La baja de un vehículo puede realizarla tanto el titular del mismo como cualquier persona autorizada en su nombre. En el CAT siempre hay que identificarse, lo que se puede hacer de la siguiente forma:

– Las personas físicas deberán presentar un documento oficial que acredite su identidad y domicilio (como DNI, permiso de conducir español, tarjeta de residencia o pasaporte, más el Número de Identificación de Extranjeros).

– Las personas jurídicas tendrán que mostrar la tarjeta de identificación fiscal y la acreditación de la representación e identidad del que firme.

– En caso de menores o incapacitados se necesitan los datos y firma del padre, madre o tutor, su DNI y documento que acredite el concepto.

Si la baja la va a realizar una persona autorizada por el titular del vehículo, hay que designar representante a través de un modelo de autorización de la Dirección General de Tráfico denominado ‘Otorgamiento de representación’. Este se tiene que presentar en el desguace firmado por ambas partes, junto con el DNI tanto del titular como de la persona autorizada. Si se trata de una empresa se necesita el CIF de la empresa, el DNI del administrador o apoderado y las escrituras o documento de representación de personas jurídicas.

Cuánto cuesta dar de baja un coche

La baja definitiva es un trámite gratuito que, como se indica, ha de hacerse en un desguace o CAT. Además, la Jefatura de Tráfico se encarga de comunicar la baja definitiva al ayuntamiento, de forma que no hay que realizar el trámite. 

Eso sí, es importante saber que sí hay que ir al ayuntamiento a solicitar la devolución de los trimestres del Impuesto de Circulación pagados en los que el vehículo ya esté dado de baja. Y es que, aunque existe el derecho a solicitar esa devolución, esta se hace de trimestres enteros.