Retrovisor interior digital del Range Rover Evoque

Fuente: AEDRA

Transcurrido más de medio año desde su toma de posesión, el Presidente de AEDRA, Germán Catoira, explica en esta breve charla las líneas generales de su mandato

Pregunta – ¿Qué virtudes entiende debe tener el Presidente de AEDRA?

Respuesta – Ante todo ha de saber mantener la unidad de la Asociación. Tiene que encontrar cauces y mediación en todos los conflictos que puedan suscitarse y buscar consensos en todo momento, pues el de AEDRA es un proyecto sobre todo integrador: en esta Asociación cabemos todos, los que están más de acuerdo y aquellos que no lo estén tanto. 

P – ¿Y estima que ha conseguido esas metas en los meses al frente de la Presidencia?

R – Cada día hago todo lo que está en mi mano para conseguirlo y lo cierto es que todos, miembros del Comité Ejecutivo y de la Junta Directiva, dirección y por supuesto socios, colaboran en ello. Y lo hacen porque entienden y suscriben que este es su proyecto, un proyecto que suma e integra todas las sensibilidades. En particular, pongo en valor la labor de la Junta que me acompaña en esta maravillosa etapa.

P – ¿Proyectos en el horizonte?

R – Por encima de todo, renovar los acuerdos suscritos con las distintas Administraciones Públicas y los agentes económicos, de modo que el actual sistema que tantos éxitos ha procurado se mantenga en esencia, mejorando aquello que sea necesario para adecuarlo a los tiempos.

P –  En su opinión, ¿es positiva la relación de AEDRA con CONFEMETAL?

R – AEDRA se constituyó hace más de 25 años y es la asociación del desguace más grande del mundo, con aproximadamente 650 miembros. Por ello, su participación en la patronal de las empresas españolas era de todo punto lógica. La verdad es que estamos muy satisfechos de ello: la relación con CONFEMETAL es extraordinaria.

P – ¿Qué pide a este 2023?
R – Pido lo mismo que todos, y especialmente lo pido para el sector español del CAT: que sigamos unidos y seamos capaces de encontrar soluciones a los problemas que puedan suscitarse a través del diálogo, la comprensión y el entendimiento.