Volkswagen, preparada para reciclar baterías de eléctricos

Fuente:  AutoBild

No es complicado dar de baja definitiva un vehículo, pero hay que conocer todos los pasos para llevarlo a cabo correctamente. La DGT explica cómo dar de baja tu coche de forma definitiva.

Es una gestión necesaria para retirar un coche de la circulación cuando ha llegado el fin de su vida útil. No es necesario acudir a la Jefatura de Tráfico o realizarlo por la web de la DGT: basta con llevarlo a un desguace o Centro Autorizado de Tratamiento (CAT) de vehículos. Incluso, la mayor parte de las veces, son ellos los que acuden a tu casa a recogerlo.

Trámite

Es un trámite gratuito que puede llevar a cabo el titular del coche o cualquier persona autorizada en su nombre. Hay que identificarse de la siguiente manera:

  • Personas físicas: documento oficial que acredite tu identidad y domicilio
  • Personas jurídicas: tarjeta de identificación fiscal y acreditación de la representación e identidad del que firme
  • Menores o incapacitados: datos y firma del padre, madre o tutor, su DNI y documento que acredite el concepto
  • Autorizados: presentar el modelo de la DGT ‘Otorgamiento de representación’ junto con el DNI de ambas partes. Si es una empresa hay que complementar este documento con el CIF, el DNI del administrador o apoderado y las escrituras o documento de representación de personas jurídicas.

Y hay que añadir la siguiente documentación para hacer efectivo el trámite:

  • Permiso de circulación
  • Tarjeta de la última Inspección Técnica del Vehículo (ITV)
  • Declaración responsable de baja definitiva en el caso de que el titular haya fallecido

A cambio se emite el certificado de destrucción del coche y el justificante de la baja definitiva: lo entregarán en mano o lo mandan por correo electrónico; la DGT te permite comprobar su autenticidad a través de su página web. Estos documentos deben ser conservados para acreditar ante cualquier Administración que ha sido dado de baja el coche, por si surge algún imprevisto.