Retrovisor interior digital del Range Rover Evoque

Fuente: Galici@Press

Uno los quebraderos de cabeza de tener coche son los posibles desperfectos que pueda sufrir, por el alto coste que suelen presentar los recambios y porque, a veces, son difíciles de conseguir. Estas situaciones pueden llegar a ser desesperantes, pues en muchas ocasiones hace que los vehículos queden parados por largos periodos de tiempo, al no encontrar solución.

Un muy buen recurso para conseguir repuestos de calidad es acudir a los CATs, empresas que se han convertido en la salvación de muchos a quienes se les han complicado estas reparaciones.

En los CATs se pueden conseguir piezas de segunda mano en excelentes condiciones, repuestos que se extraen de coches que han sido dados de baja definitiva por algún accidente o porque sus propietarios los dejaron de usar por averías complejas u otros motivos.

Los especialistas que trabajan en los CATs hacen pruebas exhaustivas de las piezas que pondrán en venta, para garantizar que funcionen correctamente sin ocasionar problemas o fallos.

Online, aún más ventajas

El hecho de que se aprovechen o reciclen las piezas de los vehículos que hayan sido dados de baja legalmente definitiva es muy beneficioso para la preservación de la “salud” del planeta Lo mejor es que, con los avances tecnológicos, los CATs pueden contactarse online, una excelente opción.

¿A quién no le ha pasado que cuando el mecánico indica que se ha dañado el motor, “el mundo parece que se viene encima”? Como es sabido, el propulsor es el componente más importante y repararlo es lo más costoso, así que esta noticia suele resultar devastadora para muchos.

La buena noticia es que existen empresas de desguaces especializadas en motores de segunda mano, listos para ser instalados de inmediato. Existen muy buenas plataformas online dedicadas solo a la oferta de motores de segunda mano, con amplios catálogos donde encontrar unidades para todo tipo, marca y modelo de vehículo, con la garantía de conseguir excelentes resultados.

Estos portales trabajan con los mejores CATs (cuando no son directamente estos mismos) y están distribuidas por todo el país, lo que permite ampliar el alcance de la búsqueda y encontrar ese motor específico requerido, de tal manera que haga falta un largo desplazamiento para buscarlo o pagar un envío costoso.

Son plataformas confiables que ponen al usuario en contacto directo con el vendedor, sin intermediarios, lo que deriva en transacciones transparentes y al mejor precio.

Aspectos a tener en cuenta

Al iniciar la búsqueda de una pieza de segunda mano entre las opciones de CATs hay que tener en cuenta varios aspectos. En primer lugar, tener bien identificado el recambio que se requiere.

La elección del CAT es fundamental: hay que cerciorarse de que esté correctamente registrado, que en efecto sea un CAT certificado, garantía de que las piezas que se vayan a adquirir serán de calidad. Asimismo, es importante que la empresa ofrezca asesoría por especialistas, que sabrán orientar al cliente y clarificar dudas.

El hecho de que se trate de CATs con buena reputación y que trabajen de manera legal cobra aún más relevancia cuando se trata de la búsqueda de motores, teniendo en cuenta el precio de estos repuestos.